top of page

VIVIR LA FIESTA DE PENTECOSTES!!!!!

por: Fray Ovidio Rendón



“Cuando llegó el día de pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. De repente, vino de cielo un ruido como el de una violenta ráfaga de viento y llenó toda la casa donde estaban reunidos. Se les aparecieron entonces unas lenguas como de fuego y se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos. Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en diferentes lenguas, según el Espíritu les concedí expresarse.” (Hechos 2,1-4)


De modo muy sencillo podemos entender pentecostés como una fiesta. Una fiesta como la celebramos nosotros en nuestra cultura ecuatoriana, por ejemplo, la independencia de Ecuador es una fiesta para sus habitantes; la fiesta de la fundación de la ciudad de Quito es una fiesta para sus habitantes y que se manifiesta en actos culturales, en comida, en bebida y en baile, es un festejo que ciertamente alegra a las personas; así mismo pentecostés es una fiesta agrícola, de recolectar un producto que se siembra y como tal implica una fiesta de acción de gracias a Dios por los beneficios o bendiciones recibidas de él y esta fiesta se hacía 50 días después de la pascua judía, es decir, 7 semanas después. Y en esta fiesta, en medio de está alegría es donde se da la manifestación del Espíritu Santo a los discípulos que estaban en oración con María encerrados en un lugar por miedo a los judíos. En este contexto Jesús resucitado se manifiesta en su Espíritu y se posa sobre cada uno de los discípulos y los libera de los miedos que los impulsa a salir a anunciar el gozo que hay en ellos y a llenar a todo aquel que se abra a la acción del Espíritu Santo para generar una humanidad nueva, un pueblo nuevo, una nueva comunidad que es la Iglesia que se extenderá por toda la tierra comunicando y anunciando una solo mensaje: La resurrección de Jesús que ya no muere más y que resucitó para darnos vida eterna a todos aquellos que la queramos recibir.



Comments


bottom of page